El sexo, además de proporcionar placer, es una fuente importante de beneficios para la salud. Entre sus ventajas se incluyen la disminución del estrés y del colesterol, el fortalecimiento del sistema cardiovascular, la mejora del sueño y la circulación, así como un efecto analgésico. Además, contribuye a reforzar el vínculo emocional entre las parejas.

Reducción del colesterol a través del sexo

La sexóloga Alessandra Rampolla señala que mantener relaciones sexuales de forma regular puede ayudar a reducir los niveles de colesterol en el organismo, logrando un equilibrio más saludable entre el colesterol bueno y el malo.

Fortalecimiento del sistema cardiovascular

El sexo es un ejercicio físico saludable que reduce los riesgos de enfermedades cardiovasculares y disminuye la incidencia de migrañas o dolores de cabeza. A continuación, se presentan los principales beneficios del sexo en la salud y su relación con las hormonas liberadas durante el acto:

Mejora de la circulación sanguínea

La excitación sexual incrementa el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que, junto con el aumento de la frecuencia cardíaca, conduce a un funcionamiento cerebral óptimo. Este flujo sanguíneo es el principal responsable de la generación de oxígeno.

Disminución del estrés

Se ha demostrado que las personas que mantienen relaciones sexuales frecuentes y saludables son más felices, se sienten más relajadas y experimentan menos estrés. El cerebro percibe el sexo como una sensación de bienestar, liberando endorfinas y oxitocina que relajan al máximo. La doctora Laura Berman, educadora y terapeuta sexual, sostiene que esta actividad no solo fortalece la conexión con la pareja, sino que también promueve un estado mental positivo y reduce el estrés.

Alivio de dolores de cabeza

El sexo ayuda a aliviar el dolor debido a la liberación de la hormona oxitocina durante la actividad sexual, que a su vez segrega endorfinas que alivian dolores de cabeza persistentes y otros tipos de dolores musculares, dejando una sensación de relajación total.

Mejora del sueño

Tras el sexo, se liberan endorfinas que inducen una etapa de relajación y contribuyen a un sueño más placentero y profundo. Según el Dr. Mercola, la «hormona del amor» oxitocina, liberada durante el orgasmo, también promueve el sueño. La Dra. Hilda Hutcherson, profesora clínica de obstetricia y ginecología en la Universidad de Columbia, explica que «mantener relaciones sexuales con regularidad aporta más beneficios que simplemente acercarte a tu pareja; de hecho, puede mejorar tu salud física».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí