Los esposos Yajaira Brito Encarnación y Ramón David Hernández, junto con Julián Omar Fernández Figueroa, encargado de Juegos de Azar de Hacienda, habrían admitido su implicación en la trama de la Operación Calamar. Este caso de corrupción involucra una estafa al Estado por un monto superior a los 19,000 millones de pesos.

Según las investigaciones realizadas por el Ministerio Público, los tres individuos participaron activamente en el esquema fraudulento que desvió fondos públicos. Tras admitir sus responsabilidades en el caso, las autoridades han variado la solicitud de medidas de coerción en su contra.

La Operación Calamar ha sacudido el ámbito político y económico del país, dejando en evidencia la necesidad de una mayor transparencia y control en la administración de recursos del Estado. Las autoridades continúan trabajando en el esclarecimiento de los hechos y en la identificación de otros posibles involucrados en esta trama de corrupción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí