El diputado Sergio Moya “Goris” ha sido señalado por cuatro delatores del caso Calamar como uno de los coordinadores del esquema de extorsión a las bancas de lotería. Moya, quien es diputado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) por la circunscripción 3, del Distrito Nacional, también ha sido propietario de bancas Merengue Sport.

En junio de 2020, Moya sometió a la justicia al comunicador Ángel Martínez, quien lo vinculó al narcotráfico en un programa transmitido a través de YouTube.

El Ministerio Público señala que el exministro de Hacienda, Donald Guerrero, utilizó una estructura no gubernamental compuesta por Mimilo Jiménez, Fernando Crisóstomo, José Arturo Ureña y José Pablo Ortiz Giraldo para la realización de cobros ilegales a través de la Dirección de Casino y Juegos de Azar a bancas deportivas y de loterías que operaban de forma ilegal, y por la utilización de tragamonedas en lugares no permitidos por la ley, como colmados.

Los delatores Ramón Emilio Jiménez Collie, Fernando Crisóstomo, José Arturo Ureña y Frixo Mesina Arvelo contaron en interrogatorios al Ministerio Público que Moya “fungió como coordinador de la recolección del dinero irregular”.

En el interrogatorio practicado a Ramón Emilio Jiménez Collie, a este le cuestionan sobre cómo llegó Moya a la estructura de cobro ilegal a bancas de lotería y deportiva, respondiendo: “Sergio Moya conoce de eso y él era conocido mío y también él tenía tiempo diciendo que Fernando Crisóstomo nos vivía engañando con la recaudación, pero resultó ser que no era como Goris pensaba”.

Por el caso Calamar, fueron detenidas al menos 20 personas, entre estas los exministros de Hacienda, Donald Guerrero; Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, y Gonzalo Castillo, exministro de Obras Públicas y excandidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí