• La escalada de violencia entre las Fuerzas de Apoyo Rápido y las Fuerzas Armadas Sudanesas preocupa a la comunidad internacional

Los recientes conflictos en Sudán, que han llevado a una de las peores escaladas de violencia en el país en los últimos años, han causado al menos 30 muertos y 400 heridos, de acuerdo con funcionarios de Naciones Unidas citados por The New York Times.

El periódico señala que un informe interno de la ONU basado en cifras hospitalarias indicó que al menos 27 personas habían fallecido y unas 400 resultaron heridas. Además, funcionarios de la ONU informaron al medio que tres empleados sudaneses del Programa Mundial de Alimentos fueron asesinados en Darfur.

António Guterres, secretario general de la ONU, condenó «enérgicamente» el estallido de enfrentamientos entre las Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) y las Fuerzas Armadas Sudanesas en Sudán, a través de un comunicado.

Guterres ha mantenido conversaciones con varios líderes políticos para intentar desescalar el conflicto, entre ellos el presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat; el presidente de Egipto, Abdel Fattah Al Sisi, y el teniente general Mohamed Hamdan Dagalo, conocido como Hemeti.

Por otro lado, Volker Perthes, representante especial del secretario general para Sudán y jefe de la misión integrada de asistencia para la transición de las Naciones Unidas en Sudán (UNITAMS), anunció que se ha comunicado con ambas partes para pedirles el cese inmediato de los combates, a fin de garantizar la seguridad del pueblo sudanés y evitar una mayor violencia en el país.

La Fuerza Aérea sudanesa comenzó a bombardear posiciones del grupo paramilitar este sábado en un intento de repeler la «agresión» de la mañana, después de que las FAR acusaran al Ejército sudanés de atacar una de sus sedes.

Las FAR afirmaron que habían tomado el control del Palacio Presidencial y del aeropuerto internacional de Jartum, el más grande de Sudán. Sin embargo, las Fuerzas Armadas negaron esta información.

Estos enfrentamientos ocurren dos días después de que el Ejército advirtiera que el país está atravesando una «coyuntura peligrosa» que puede conducir al conflicto armado, luego de que se «movilizaran» unidades de las FAR en la capital sudanesa y otras ciudades sin el consentimiento ni coordinación de las Fuerzas Armadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí