• El presidente ruso agradece la unidad y patriotismo de los ciudadanos y aborda la situación del grupo Wagner

Moscú. En un mensaje dirigido a la nación, el presidente Vladimir Putin aseguró que cualquier intento de chantaje o desestabilización interna en Rusia está condenado al fracaso. Estas declaraciones surgieron en respuesta a la situación del grupo Wagner y las acusaciones contra su líder, Yevgueni Prigozhin, por presuntamente intentar organizar una sublevación militar. Putin agradeció a los ciudadanos rusos por su unidad y patriotismo, destacando que la solidaridad cívica demostrada dejó claro que tales intentos no prosperarán.

El mandatario ruso subrayó que cualquier insurrección habría sido aplastada de todas formas y que los organizadores deberían haberse dado cuenta de ello. Desde el inicio de los acontecimientos, las autoridades han tomado medidas siguiendo las instrucciones directas de Putin para evitar un derramamiento de sangre y brindar a aquellos involucrados la oportunidad de comprender las consecuencias trágicas y devastadoras que sus acciones podrían tener para Rusia y el Estado.

Putin también expresó su agradecimiento a los soldados y comandantes del grupo Wagner que decidieron no participar en el conflicto fratricida y detuvieron sus acciones. Les ofreció la posibilidad de continuar sirviendo a Rusia mediante la firma de un contrato con el Ministerio de Defensa u otros organismos de seguridad, o regresar a sus hogares junto a sus familias. Asimismo, mencionó la opción de trasladarse a Bielorrusia. El presidente afirmó que cumplirá su promesa y que la elección final depende de cada uno de los guerreros rusos que hayan comprendido su error trágico.

La declaración de Putin busca calmar la situación y enfatizar la importancia de la estabilidad interna en Rusia, así como el compromiso de su gobierno de mantener el orden y la unidad del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí