Las mujeres que no cumplan con la ley del velo serán identificadas y recibirán mensajes advirtiendo de las consecuencias

La Policía iraní anunció la instalación de cámaras en lugares públicos con el objetivo de identificar a las mujeres que no usan el velo islámico, una medida destinada a reforzar la obligatoriedad de esta prenda en Irán. Según un comunicado citado por la agencia Tasnim, la Policía utilizará «herramientas y cámaras inteligentes» en áreas públicas y carreteras para identificar a quienes no cumplan con la ley del hijab.

El cuerpo de seguridad informó que se enviarán mensajes a las mujeres que no respeten la ley, advirtiéndoles sobre las consecuencias de su incumplimiento. La Policía destacó que no tolerará «ningún comportamiento individual o colectivo contrario a la ley».

El uso del velo islámico es obligatorio en Irán desde 1983, y su falta puede ser castigada con prisión. La medida busca «preservar los valores familiares, fortalecer la salud mental y garantizar la paz de los ciudadanos», así como evitar acciones que «ensucien» la espiritualidad del país, según la Policía.

Desde la muerte de Mahsa Amini en septiembre, detenida por llevar mal puesto el hijab, muchas mujeres iraníes han dejado de usar el velo como forma de protesta y desobediencia civil. Esta situación generó protestas a nivel nacional, que resultaron en la muerte de unas 500 personas, miles de detenciones y cuatro manifestantes ahorcados.

En respuesta, clérigos y conservadores han llamado a imponer el hijab, y los Ministerios de Educación y Salud anunciaron que no permitirán a estudiantes sin velo asistir a universidades e institutos. Además, las autoridades están cerrando tiendas y restaurantes que atiendan a mujeres sin velo, mientras que «vigilantes» agreden a mujeres descubiertas, como en un reciente vídeo viral donde un hombre arroja yogur sobre dos mujeres sin velo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí