• El pontífice abordó la importancia de la transparencia y la protección de los vulnerables en su discurso a la «Papal Foundation»

Texto: El Papa Francisco declaró hoy que los escándalos financieros dañan la reputación de la Iglesia y pueden poner en tela de juicio la credibilidad de la fe. Sus palabras tuvieron lugar durante un discurso dirigido a los miembros de la asociación «Papal Foundation». El líder de la Iglesia Católica enfatizó que, aunque estos escándalos no son comparables al enorme daño causado por la incapacidad de proteger a los más vulnerables de diversas formas de abuso, siguen siendo perjudiciales.

En su intervención ante los miembros de esta organización estadounidense encargada de recaudar fondos para el papa, Francisco también señaló que «el demonio es un especialista en luchar contra la unidad», y que esto puede llevar a la Iglesia a verse influenciada por ideologías y movimientos que, aunque bienintencionados, terminan fomentando divisiones y camarillas.

El pontífice aprovechó la ocasión para recordar que la Santa Sede ha tomado medidas importantes en los últimos años para garantizar que los servicios prestados a la Iglesia universal y a la sociedad en general por sus diversos dicasterios, instituciones y oficinas se realicen con la transparencia adecuada.

Por otra parte, agradeció a la «Papal Foundation» su constante compromiso de mantener medidas adecuadas de transparencia, asegurando que la financiación de becas y proyectos beneficie realmente a aquellos que más lo necesitan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí