• Docentes activos se unen a las protestas para exigir mejoras en las condiciones de salud, salarios y entorno educativo

La Asociación Dominicana de Profesores (ADP) anunció que se movilizará frente al Ministerio de Educación el jueves 26 de mayo y el 7 de junio frente al Palacio Nacional, exigiendo mejoras en las condiciones de salud de los jubilados y pensionados del magisterio nacional. En las protestas, también participarán docentes activos que demandan un reajuste general de salarios, mejoras en la Jornada Escolar Extendida, cumplimiento de ordenanzas y alivio de la carga administrativa.

A pesar de la promesa del ministro de Educación, Ángel Hernández, de gestionar una reunión con el presidente Luis Abinader para tratar el tema de las pensiones, la ADP considera insuficiente la respuesta de las autoridades y ve necesario volver a la movilización. Las acciones incluyen asambleas municipales el 19 de mayo, presentación de la situación de los pensionados y jubilados en los medios de comunicación y encuentros con fuerzas políticas y sociales.

La ADP alerta sobre la participación de docentes activos en la movilización debido al caos que impera en las escuelas del país, afectando tanto a maestros como estudiantes. La asociación denuncia las precarias condiciones laborales en centros educativos, problemas de espacio, servicios sanitarios, falta de recursos e insumos, violencia e inseguridad, y baja en rendimientos educativos.

Los intereses privados en materia de salud ponen en riesgo al SEMMA, según la ADP, que señala que de 24 mil nuevos docentes, solo 3 mil fueron afiliados al SEMMA y 21 mil a otras ARS privadas. La ADP también afirma haber sido excluida de las Comisiones Nacionales de Concurso de Oposición, en violación del Estatuto del Docente, y denuncia discrecionalidad y autoritarismo en el Ministerio de Educación.

Otras quejas incluyen el «Programa Nacional de Inducción», carga administrativa agregada a la función docente, y un modelo educativo errático centrado en la evaluación en lugar de los aprendizajes. La ADP sostiene que esto afecta la salud mental docente y, consecuentemente, su desempeño.

La ADP advierte al ministro de Educación que no caerá en provocaciones, pero tampoco permitirá que se reduzcan las conquistas magisteriales logradas en 53 años. La asociación exige diálogo sincero y resolutorio, respeto hacia los docentes y un ejercicio de Estado apegado al interés público, la legislación educativa y la Constitución. De no cumplirse estas condiciones, la ADP se mantendrá movilizada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí