• Las intensas lluvias generan destrucción y emergencia humanitaria en medio de la crisis que atraviesa el país.

(Puerto Príncipe) – La Dirección de Protección Civil (DPC) informó este martes que los fuertes aguaceros registrados en Haití durante las últimas jornadas han dejado un saldo de al menos 51 muertos, 18 desaparecidos y 140 heridos. Además, se reportan numerosos daños materiales y la afectación de miles de familias en distintas regiones del país. Estos eventos adversos se suman a la crisis humanitaria que enfrenta Haití, caracterizada por el regreso del cólera, la inseguridad alimentaria y la crisis de seguridad.

Según el reporte de la DPC, las lluvias han causado la destrucción de al menos 820 viviendas, mientras que otras 1.625 han sufrido daños considerables. Además, más de 31.500 viviendas se encuentran inundadas, afectando a un total de 39.458 familias en siete departamentos geográficos. Los desbordamientos de ríos y las inundaciones también han causado daños en infraestructuras, escuelas y centros de salud en diversas localidades.

La respuesta de emergencia se encuentra en marcha, con equipos de Protección Civil y sus socios movilizándose para brindar cobijo, alimentos, productos de higiene y agua en las zonas más afectadas, especialmente en el oeste del país. El Primer Ministro, Ariel Henry, expresó a través de su cuenta de Twitter que el gobierno está tomando medidas urgentes para atender las demandas de la población, en coordinación con instituciones nacionales e internacionales.

La Red Nacional para la Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh) emitió un comunicado de prensa destacando que los desastres causados por la falta de políticas públicas para la preservación y protección del medio ambiente generan enormes pérdidas humanas y materiales. La organización instó a las autoridades a implementar una política seria de gestión de riesgos ante desastres, que incluya acciones como la limpieza de canales, el encauzamiento de ríos y la protección de los recursos naturales.

La Embajada de los Estados Unidos en Haití manifestó su preocupación por los efectos de las intensas precipitaciones y reafirmó su compromiso con el pueblo haitiano frente a los considerables daños observados en las zonas afectadas. Mientras tanto, la previsión meteorológica indica que se espera una semana lluviosa debido a varias ondas tropicales, lo que aumenta el riesgo de un repunte del cólera en los próximos días.

En medio de este panorama desafiante, Haití también se vio afectado por un terremoto de magnitud 4,9 que sacudió el suroeste del país durante la madrugada, dejando al menos tres muertos y un número indeterminado de heridos. Los hospitales de Jérémie, en Grand’Anse, se encuentran desbordados tratando de atender a los afectados.

La población haitiana enfrenta grandes vulnerabilidades y la respuesta humanitaria se encuentra subfinanciada, habiendo recibido solo el 20% del presupuesto necesario, según el coordinador interino de la acción humanitaria en Haití, Jean-Martin Bauer. Ante esta situación, se hace un llamado a la solidaridad con el pueblo haitiano y a fortalecer las acciones para afrontar esta crisis multidimensional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí