• La población considera insuficientes las medidas tomadas y exige la renuncia del funcionario.

En un comunicado de prensa, los ciudadanos dominicanos expresaron su indignación ante las declaraciones del Ministro de Interior y Policía, Jesús (Chu) Vásquez Martínez, en las que calificó los actos delictivos en el país como «casos aislados». Esta afirmación ha sido interpretada como una burla hacia la población, que se siente vulnerable y desprotegida frente a la creciente ola de violencia.

A pesar de las aseguraciones del ministro de que se han tomado todas las medidas necesarias para enfrentar estos casos, la ciudadanía no percibe mejoras significativas en materia de seguridad. Los delincuentes parecen haber tomado el control de las calles y los esfuerzos de la Policía Nacional son considerados insuficientes.

Ante esta situación, los ciudadanos demandan la renuncia del ministro Vásquez, argumentando que el cargo de Ministro de Interior y Policía le ha quedado grande. Consideran que es necesario un cambio en la gestión y una estrategia más efectiva para garantizar la seguridad de todos los dominicanos.

Recientemente, diversos barrios populares del país han sido escenario de enfrentamientos entre bandas, resultando en la pérdida de vidas humanas, incluyendo la trágica muerte de dos menores de edad en el sector Los Guandules, en el Distrito Nacional. Estos incidentes han incrementado el temor y la preocupación en la sociedad.

La señora Olga María Gómez, residente del sector Los Frailes I, expresó su desacuerdo con las declaraciones del ministro y afirmó que en su comunidad se sienten rodeados de delincuentes, lo que pone en peligro la tranquilidad y la vida de los habitantes.

Ante esta creciente problemática, la población espera una respuesta efectiva por parte de las autoridades y medidas contundentes para combatir la delincuencia en República Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí