• Hacinamiento, falta de higiene y servicios básicos caracterizan las cárceles preventivas de Moca, San Francisco de Macorís y Monte Cristi

Las cárceles preventivas del Cibao, ubicadas en las provincias Espaillat, Duarte y Monte Cristi, se encuentran en condiciones deplorables e inhumanas, según denuncias de Defensa Pública. El hacinamiento y la falta de higiene en las infraestructuras son problemas críticos que afectan a los reclusos en estos centros.

En los municipios de Moca y San Francisco de Macorís, los presos pueden pasar hasta seis meses en condiciones precarias antes de ser trasladados al Centro de Corrección y Rehabilitación La Isleta. Según el activista Juanchi Comprés, los reclusos carecen de agua, camas y servicios sanitarios adecuados. Además, objetos como teléfonos celulares y cuchillos ingresan fácilmente a estas prisiones.

El hacinamiento es especialmente grave en Moca, donde se alojan 100 a 110 personas en espacios diseñados para albergar a 15 reclusos por celda. En San Francisco de Macorís, la situación es similar, aunque los reclusos cuentan con acceso a un baño. En ambos casos, los familiares deben llevar las tres comidas a los presos, ya que no se les provee de alimentos en las instalaciones.

Edwin Maríñez, coordinador de Defensa Pública en San Francisco de Macorís, señaló que han solicitado a la Procuraduría el traslado de los internos a centros adecuados, ya que algunos pueden pasar de 3 a 5 días en estas condiciones. El hedor en ambas infraestructuras es insoportable y en Moca, se compara con el olor de una granja de cerdos.

En Monte Cristi, los detenidos también enfrentan condiciones inhumanas, sin baños adecuados, acceso limitado a agua potable y comida solo una vez al día de los comedores económicos. Además, se han reportado casos de menores de edad detenidos junto a adultos, situación que va en contra de la ley.

La coordinadora de Defensa Pública en Monte Cristi califica estas condiciones como «inhumanas» y exige una solución urgente para garantizar el respeto a los derechos de los reclusos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí