• El alcalde Eric Adams firma legislación para garantizar la igualdad de acceso en empleo, vivienda y lugares públicos

Nueva York, 26 de mayo de 2023 – El alcalde Eric Adams ha promulgado una nueva ley este viernes, la cual prohíbe la discriminación por estatura y peso en el empleo, vivienda y lugares públicos en la ciudad de Nueva York. Esta medida histórica busca asegurar la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, independientemente de su apariencia física.

«La estatura y el peso no deberían ser motivo de discriminación. Todos merecemos tener el mismo acceso a empleo, vivienda y lugares públicos, sin importar cómo nos veamos», afirmó el alcalde Adams durante la firma de la ley. La iniciativa fue impulsada por el concejal de origen dominicano Shawn Abreu, quien resaltó la importancia de crear entornos laborales y residenciales más inclusivos.

El concejal Abreu enfatizó que la discriminación basada en el tamaño corporal constituye un problema de justicia social y representa una amenaza para la salud pública. «Las personas con diferentes tipos de cuerpos son privadas de oportunidades laborales y salarios equitativos, y no han tenido los medios legales para impugnar esta situación. Además, millones de personas han sido enseñadas a odiar sus propios cuerpos», expresó.

El concejal recordó que hace más de 50 años, un grupo de personas se congregó en el Parque Central para protestar contra las injusticias diarias que enfrentaban debido a su peso. «Aunque ha llevado mucho tiempo promulgar algo tan fundamental y ampliamente respaldado, resulta lógico que el Consejo Municipal de Nueva York, el más diverso en la historia, sea quien haya tipificado esta ley en la misma ciudad donde surgió este movimiento», agregó.

La nueva ley contempla algunas excepciones en los casos en los que las leyes o reglamentos federales, estatales o locales requieran ciertos esfuerzos físicos, como en el caso de bomberos o empleados de recolección de basura, por ejemplo.

La comisionada de Derechos Humanos, Annabel Palma, destacó que la discriminación basada en la apariencia ha persistido sin control en diversas formas. Con la promulgación de esta ley, la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York deja en claro que nadie debe ser excluido de oportunidades laborales, de vivienda o de acceso a lugares públicos debido a su estatura o peso.

Cabe mencionar que en 2019, la ciudad se convirtió en la primera del país en emitir directrices que consideran la discriminación por el tipo de cabello o peinado como una forma de discriminación, sancionable con multas de hasta 250.000 dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí