Con honores militares protocolares, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, fue recibido en el Palacio Nacional por el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, y la vicepresidenta Raquel Peña en vísperas de la XXVIII Cumbre Iberoamericana.

El mandatario portugués llegó al país la noche del miércoles por el Aeropuerto Internacional de Las Américas, donde fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores dominicano, Roberto Álvarez.

A las 10:20 de la mañana del jueves, Rebelo de Sousa arribó a la casa de Gobierno, donde se le rindieron los honores correspondientes. En medio de la interpretación del Himno Nacional y el de Portugal, se dispararon 21 salvas de artillería. A continuación, los dos presidentes presentaron a los miembros de sus respectivas delegaciones.

Por el lado dominicano, acompañaron al presidente Abinader los ministros de Relaciones Exteriores, de Turismo, de Industria y Comercio, de la Presidencia, de Energía y Minas y de Educación Superior. Mientras tanto, la delegación portuguesa estuvo conformada por el ministro de Negocios, el jefe de la Casa Civil, el asesor militar del presidente y la consultora internacional, entre otros.

El mandatario portugués sostendrá una audiencia con su homólogo dominicano y luego llevarán a cabo una ceremonia de firma de documentos. Además, habrá un acto de imposición de condecoraciones y, finalmente, una declaración conjunta en el Salón de Embajadores. Las delegaciones de los dos países iberoamericanos tendrán una reunión ampliada en el Salón Consejo de Gobierno.

La visita culminará con un almuerzo en el Salón Banquete Comedor, después del cual los presidentes irán al Altar de la Patria a depositar una ofrenda floral y al Congreso Nacional a ser recibidos por los presidentes del Senado, Eduardo Estrella, y de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.

Mañana viernes, los dos gobernantes participarán junto a otros 13 jefes de estado y de gobierno en el acto inaugural de la XXVIII Cumbre Iberoamericana, en la Fortaleza Ozama. Se espera que en la cumbre se aborden temas de interés común para los países iberoamericanos, tales como el fortalecimiento de la cooperación y la integración regional, así como el impulso a la economía, la ciencia y la cultura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí