• José Benedicto Rosario lucha por su vida mientras se recupera en el Hospital Militar Docente Dr. Ramón de Lara

HATO MAYOR.– En medio de una angustiante espera, los familiares de José Benedicto Rosario, chofer del autobús escolar involucrado en un trágico accidente con una patana cargada de alimento el pasado martes en la carretera Hato Mayor-Sabana de la Mar, mantienen la esperanza de un milagro divino que le devuelva la salud.

Según informaciones proporcionadas por los familiares, Rosario se encuentra conectado a un ventilador para poder respirar, ya que sufrió una perforación en uno de sus pulmones durante el fatídico incidente. Actualmente, se encuentra ingresado en la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital Militar Docente Dr. Ramón de Lara en Santo Domingo, recibiendo el tratamiento médico necesario.

Autobus del accidente en Hato Mayor (fuente externa).

La familia, conocida cariñosamente por el apellido Moreno, espera fervientemente que Dios haga un milagro y restaure la salud de José Benedicto Rosario, quien se debate entre la vida y la muerte. Su fe se mantiene inquebrantable en medio de esta dolorosa situación.

El día del accidente, un trágico choque entre un autobús escolar y una patana cobró la vida de dos estudiantes y dejó a otros trece heridos en la carretera Hato Mayor-Sabana de la Mar. Las jóvenes Estefany Castillo y Alexandra Preveé, ambas de 14 años y residentes de la comunidad del Km/15 de dicha vía, perdieron la vida en el incidente.

Además de las víctimas mortales, el conductor del vehículo escolar y otros doce estudiantes resultaron heridos, algunos de ellos de gravedad. La tragedia ha dejado una profunda huella en la comunidad y en los corazones de quienes conocían a las jóvenes y al conductor.

La situación de José Benedicto Rosario sigue siendo crítica, y sus seres queridos continúan unidos en oración y esperanza, anhelando que se produzca un milagro que le permita recuperarse. La comunidad se ha solidarizado con la familia Moreno, brindando apoyo y acompañamiento en estos momentos difíciles.

El equipo médico del Hospital Militar Docente Dr. Ramón de Lara está haciendo todo lo posible para brindarle el mejor cuidado a Rosario y su pronta recuperación. Mientras tanto, la comunidad permanece en vilo, unida en el deseo de que José Benedicto Rosario pueda superar esta adversidad y volver a disfrutar de una vida plena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí