• Propietarios exigen regulación de la falta de energía y denuncian presunta corrupción en Edeeste

Santo Domingo.– Este martes, propietarios y empleados de comercios ubicados en Villa Mella, Santo Domingo Norte, se manifestaron en las instalaciones de Edeeste en protesta por las altas facturas y los constantes apagones que afectan la zona. Los comerciantes reclaman acciones concretas por parte de la entidad para solucionar la falta de energía que perjudica sus negocios.

Rafael Gálvez, representante de los comerciantes de la Avenida Hermanas Mirabal, explicó que han recibido promesas por parte de Edeeste que no se han cumplido en cuanto a la regulación de la falta de energía en la zona. Esta situación ha afectado significativamente a los comercios establecidos allí. Gálvez destacó que experimentan apagones de 6 a 7 horas y que, a pesar de las promesas de normalización, siempre hay averías y problemas persistentes.

Uno de los propietarios afectados es el dueño de la repostería Mamota, quien señaló que su negocio pasa hasta 13 o 14 días al mes sin energía eléctrica. Esta situación ha llevado a una drástica reducción en las ventas, pasando de generar ingresos diarios de RD$30,000 a tan solo RD$2,000 pesos.

En medio de la protesta, el Lic. Pedro Cleto hizo un llamado al presidente Luis Abinader para que intervenga en la situación. Cleto denunció que los funcionarios de Edeeste están «acabando» con los comerciantes y el núcleo productivo de Santo Domingo Norte. Solicitó la presencia de inspectores para supervisar el desempeño de la entidad y aseguró que los funcionarios solo asisten a las reuniones para hacer promesas falsas a las juntas de vecinos y a los comerciantes.

Yeny Figueroa se unió a las peticiones de Cleto y exigió al presidente Abinader que «ponga orden» en el país. Figueroa señaló que la delincuencia no solo se limita a los robos y atracos, sino que también se encuentra presente en los funcionarios. Con visible molestia, la comerciante expresó su indignación por las altas facturas que llegan a su hogar y negocio sin recibir el suministro de energía eléctrica, afirmando que trabaja arduamente y de manera honesta junto a su esposo, solo para ser robados por funcionarios de Edeeste.

Los apagones en la zona no solo afectan a los comercios de comida, que han perdido una gran cantidad de clientes y productos alimenticios, como es el caso del Restaurante Sabroso Don José, sino también a los adultos mayores que acuden a centros para recibir terapias para calmar dolores. La falta de energía eléctrica hace que regresen a sus hogares sin poder acceder a estos tratamientos necesarios.

Los manifestantes aseguran tener pruebas que evidencian cómo las unidades móviles de la entidad reciben dinero de los propietarios de viviendas para realizar conexiones eléctricas ilegales. Esta denuncia plantea serias dudas sobre posibles actos de corrupción dentro de Edeeste.

La protesta de los comerciantes en Villa Mella refleja la frustración y el impacto negativo que los apagones y las altas facturas tienen en la comunidad. Exigen soluciones concretas por parte de las autoridades competentes para resolver esta problemática que afecta tanto a los negocios como a la calidad de vida de los residentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí