Santo Domingo. Las autoridades de Salud Pública cerraron el centro médico, propiedad de la supuesta doctora Karla María Moya Boada, quien realizaba procesos estéticos presuntamente con títulos falsos.

la periodista Nuria Piera, inspectores de la Dirección de Habilitación de Salud Pública acudieron al centro y dispusieron su cierre por violación a la Ley General de Salud 42-01.

Moya Boada, venezolana, quien junto a Ignacio Olivares González, figura en Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI) como titular del consultorio Ki Centro Médico Integral del Caribe, ubicado en la avenida Independencia, registrado en febrero de 2011, con el objeto social de “servicios médicos estéticos, faciales y corporales”.

Este centro no posee registro mercantil y no está matriculado en la Dirección General de Impuestos Internos. Sin embargo, esto no es lo más grave. En su perfil de Instagram se identifica como “especialista en retiro de biopolímero facial, endolifting, armonización facial e incluso ofrece citas ginecológicas con servicios que van desde laser de rejuvenecimiento, estética intima, relleno de labios hasta aumento del punto G”. Otro de los servicios que presta es Laserlipólisis.

Si no pudo presentar al MESCYT sus títulos originales apostillados, con los sellos correspondientes,  en cuatro años, no hay dudas de que al Plan Nacional de Verificaciones de Títulos se debe agregar un nuevo elemento: un enlace entre el Ministerio Publico, el MESCYT, Salud Pública y el Colegio Médico Dominicano, para que, como en este caso que se detectaron irregularidades en un intento de homologar títulos, se investigue y se impida que presten servicios como médicos cuando no son doctores, ni cirujanos plásticos ni mucho menos cirujanos reconstructivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí