El presidente ruso, Vladimir Putin, mantendrá este viernes una reunión con miembros del Consejo de Seguridad de Rusia después de registrarse un ataque en la región rusa de Briansk, que Moscú atribuye a saboteadores ucranianos.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha informado que la reunión se celebrará el viernes después de que uno de sus secretarios informara de que estaba prevista para la jornada de este jueves, según ha informado la agencia de noticias TASS.

Putin celebra regularmente este tipo de encuentros, aunque esta vez coincide con un ataque perpetrado por «saboteadores ucranianos», según Moscú, en la localidad de Klimovski, situada en la región de Briansk, cerca de la frontera con Ucrania.

Dicha ofensiva, calificada por el presidente ruso como «un acto terrorista» y «un crimen», se ha saldado con la muerte de dos personas. Además, un menor de diez años ha resultado herido. Los atacantes, según ha informado el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), han sido expulsados hacia territorio de Ucrania, donde, más tarde, han sido abatidos con un «ataque masivo de artillería».

La autoría ha sido reclamada por el Cuerpo de Voluntarios Rusos (RDK), una unidad de la Defensa Territorial de Ucrania creada en agosto de 2022 e integrada por ultraderechistas rusos que combatieron anteriormente en el seno del grupo neonazi Batallón Azov y otras unidades ucranianas en la región del Donbás (este) desde 2014.

Briansk, Kursk y otras regiones rusas situadas en la frontera han sido escenario de ataques atribuidos a las Fuerzas Armadas ucranianas, principalmente con drones, en el marco de la invasión de Ucrania, desatada el 24 de febrero de 2022 por orden del presidente Putin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí