Autoridades estadounidenses aseguran que aún es pronto para ofrecer cifras oficiales, pero no observan un incremento en los cruces fronterizos con México

Washington.- Estados Unidos informó este viernes que, en las primeras horas desde el levantamiento del Título 42, no ha detectado un aumento significativo en los cruces de migrantes a través de la frontera con México. Esta política permitía expulsar a migrantes indocumentados sin posibilidad de solicitar asilo, bajo el pretexto de la pandemia de COVID-19.

Blas Núñez-Neto, subsecretario de Política Fronteriza e Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, admitió en una rueda de prensa que aún es temprano para ofrecer cifras oficiales. Sin embargo, aseguró que las autoridades están alerta ante cualquier acontecimiento en la frontera. A pesar de la falta de incremento en la migración, las detenciones en la zona siguen siendo «elevadas».

Tras el fin de la emergencia sanitaria, Estados Unidos dejó de aplicar el Título 42, pero implementó otras restricciones en la frontera y comenzó a deportar mediante la normativa conocida como Título 8. Núñez-Neto advirtió que, a partir de ahora, todas las personas que crucen la frontera sin un estatus migratorio regular no serán elegibles para el asilo y podrían ser expulsadas rápidamente. Además, se les podría prohibir la entrada a Estados Unidos durante cinco años.

Al menos 24,000 agentes de la Patrulla Fronteriza vigilan la zona, además de los 1,500 soldados que el Pentágono desplegará de manera escalonada en los próximos días. Con el levantamiento de la emergencia sanitaria, las autoridades ya no están obligadas a realizar pruebas de COVID a todos los migrantes, lo que agiliza las detenciones.

Núñez-Neto instó a los migrantes a buscar vías legales para ingresar a Estados Unidos y no hacer caso a las mentiras de los traficantes de personas que ponen en peligro sus vidas. Señaló que el número de citas disponibles para solicitar asilo en línea ha aumentado a 1,000 diarias y animó a utilizar este procedimiento. También recordó que venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos pueden solicitar un permiso humanitario en línea para ingresar a Estados Unidos si cuentan con un patrocinador en el país.

Por otro lado, el canciller de México, Marcelo Ebrard, afirmó en otra rueda de prensa que el flujo de migrantes ha disminuido en las últimas horas y no se han registrado confrontaciones ni situaciones de violencia en la frontera. Las autoridades mexicanas reportan 10,000 migrantes en Ciudad Juárez, 5,500 en Matamoros y 500 en Tijuana esperando cruzar a Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí