• El Vaticano confirma que el pontífice abandonará el centro médico en los próximos días tras una semana de hospitalización por una hernia abdominal.

El papa Francisco continúa mostrando mejoras en su estado de salud y se espera que en los próximos días sea dado de alta del hospital Gemelli de Roma, donde ha estado ingresado durante una semana después de someterse a una operación de hernia abdominal. El Vaticano ha confirmado la evolución positiva del pontífice en su último boletín emitido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, a cargo de Matteo Bruni.

Según el comunicado, el personal médico ha informado que el curso clínico del Papa transcurre sin complicaciones, lo que ha permitido programar su salida del hospital en los próximos días. Francisco, de 86 años, ha tenido un buen reposo durante la última noche y ha dedicado la mañana a realizar actividades laborales.

Antes de la comida, el Papa se dirigió a la capilla de su piso privado, donde se entregó a la oración y recibió la Eucaristía, una rutina que ha seguido en los últimos días de su convalecencia. En días anteriores, el Vaticano informó que los controles hematoquímicos realizados arrojaron resultados normales y que el pontífice continúa recibiendo fisioterapia respiratoria.

El lunes, el Papa envió un mensaje de condolencias a Marina Berlusconi, primogénita del magnate Silvio Berlusconi, por el fallecimiento del ex primer ministro italiano. En el mensaje, expresó sus condolencias por la pérdida de un protagonista de la vida política italiana. El domingo, el Vaticano informó que Francisco pudo levantarse y dar algunos pasos, y rezó el ángelus en la capilla de su apartamento privado en el décimo piso del hospital.

Los médicos habían recomendado al Papa no celebrar públicamente el ángelus desde el centro médico para evitar esfuerzos que pudieran poner en riesgo la cicatrización de la malla aplicada en su pared abdominal después de la operación. Durante la intervención, se eliminaron algunas adherencias que podrían haber causado una obstrucción intestinal.

El cirujano que llevó a cabo la operación, Sergio Alfieri, quien también operó al pontífice en julio de 2021 por un problema en el colon, explicó en una rueda de prensa el sábado que se han suspendido todos los tratamientos intravenosos y que el Papa seguirá hospitalizado durante al menos una semana para su completa recuperación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí