El Papa Francisco ha sido un defensor ferviente del cuidado del medio ambiente y la protección de los recursos naturales, incluyendo el agua, como parte de su llamado a la justicia social y la solidaridad global. En sus mensajes, ha subrayado la importancia de cuidar el agua como un bien común y no como un recurso a explotar o monopolizar.

En su encíclica «Laudato Si'», publicada en 2015, el Papa abordó la crisis ecológica global y llamó a un cambio radical en la forma en que los seres humanos viven y consumen en el mundo actual. Uno de los temas clave en la encíclica fue la necesidad de cuidar el agua, como un recurso vital para la supervivencia humana y para el equilibrio ecológico en general.

El llamado del Papa a cuidar el agua es también un llamado a la justicia social, ya que las personas más pobres y vulnerables son las que suelen sufrir más las consecuencias de la falta de acceso al agua potable y la degradación del medio ambiente. La protección del agua, por lo tanto, es parte integral de la promoción de una cultura de solidaridad y de una ética de la responsabilidad y cuidado hacia los demás y hacia el planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí