Rosalía, la famosa artista española, dio uno de los conciertos más multitudinarios de la décima edición del festival Lollapalooza en Brasil. Faltando pocos minutos para el inicio del show, ya se escuchaba entre el público el grito: «Saoko, papi, Saoko». Todo un fenómeno de masas en Brasil, Rosalía confirmó este domingo su derroche de arte y carisma en el Autódromo de Interlagos, en Sao Paulo, donde se llevó a cabo la tercera y última jornada de Lollapalooza Brasil.

Con una puesta en escena minimalista, la cantante originaria de Sant Cugat del Vallès repartió un despliegue físico y artístico en 22 canciones. Acompañada de ocho bailarines y su «Motomami», Rosalía conquistó a su legión de seguidores brasileños con su naturalidad sobre las tablas, ya sea hablando «portuñol», declarando su amor por el funk carioca o despejándose la nariz justo antes de cantar «La Kilié».

El público brasileño se atrevió a irse por bulerías intentando seguir las palmas del tema «De aquí no sales». Rosalía le encanta Brasil y a Brasil le encanta Rosalía, y eso quedó evidenciado en los conciertos que la artista ha ofrecido en el país. La pasada presentación de la artista española en Brasil fue el pasado 22 de agosto, también en Sao Paulo, pero fue en este último concierto donde se vio el enorme tirón que tiene en la tierra de su admirado Tom Jobim.

El público abarrotó los cerros del Autódromo de Interlagos, y la artista no decepcionó al abrir, como no podía ser de otra manera, con «Saoko». Le siguieron «Bizcochito» y «La Fama», otro de sus éxitos más escuchados en este país amante de la percusión. Con «Diablo», que interpretó sentada en una silla de barbero tradicional, empezaron a caer unas tímidas gotas de lluvia que, para alegría de todos, no fueron a más.

Rosalía se encargó de caldear rápidamente el ambiente dando paso a «Despechá», que ha pasado a formar parte de la banda sonora de la telenovela de la red Globo «Vai na fé», lo que le ha dado todavía más impulso en Brasil. La artista española aprovechó la ocasión para declararse a Brasil, confesando su amor por el funk carioca y la bossa nova, y alentando al público a disfrutar del concierto.

Tras la melancolía de «Hentai», Rosalía pisó de nuevo el acelerador con «La Combi Versace» y «Con Altura», para acto seguido presentar uno de sus últimos proyectos. Preguntó al público si habían escuchado ‘Beso’ y ‘RЯ’, dos de las tres canciones que acaba de lanzar junto con su actual pareja, Rauw Alejandro, bajo la marca ‘RЯ’. El cantante puertorriqueño no estaba presente en cuerpo pero su voz se unió en directo con la de Rosalía, en un momento emotivo del show.

La artista española también cantó una versión de «Héroe», tema de Enrique Iglesias que se convirtió en un éxito en Brasil en el inicio de este siglo, y encendió las linternas de los teléfonos celulares del público en un momento de gran emoción.

El tramo final del concierto no dejó de sorprender al público, que se entregó a Rosalía como a nadie en este Lollapalooza Brasil de 2023. La artista española interpretó «Malamente», «Chicken Teriyaki» y «CUUUUuuuuuute», para cerrar una presentación sin respiro y con mucha energía.

Desde el inicio de su carrera, Rosalía ha sabido conquistar el mercado brasileño con su fusión de música flamenca y ritmos urbanos. En 2019, la artista se presentó por primera vez en Brasil y desde entonces ha ganado una gran cantidad de seguidores en el país sudamericano, que esperan ansiosos su próxima visita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí