Aumento de inversión enfocado en apoyar a los estudiantes más pobres, según funcionario

Santo Domingo.- El ministro de Educación, Ángel Hernández, aclaró este sábado que el cambio de color en los uniformes escolares para los estudiantes del sector público no es el factor que incide en el aumento de la inversión, sino la cantidad destinada para apoyar a los estudiantes más pobres.

«Todos los años, el MINERD, a través del INABIE, entrega uniformes a los niños. Este año escolar 2022-23, se beneficiaron 600 mil estudiantes. Para el próximo año escolar 2023-24, serán beneficiados 2,100,000, lo que ha incrementado la inversión. El color no incide en el precio. Es la cantidad a entregar a los más pobres», señaló el ministro Hernández en su cuenta de Twitter.

El funcionario sostuvo que este incremento en la inversión representa un acto de justicia social. Sus comentarios se producen en medio de la polémica generada por la decisión del Ministerio de Educación de licitar RD$ 2 mil millones de pesos para la compra de uniformes para el próximo año escolar.

Hernández explicó que, con la implementación del nuevo uniforme en las escuelas públicas, se busca «universalizar a nivel nacional la dotación de la vestimenta». Además, afirmó que los colores seleccionados para el próximo año escolar, azul cielo y azul marino, «facilitarán la vida tanto a los padres como a los estudiantes».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí