Conductores preocupados por el deterioro de la estructura y los frecuentes trabajos de reparación

 

Santo Domingo.- La ciudad ha experimentado nueve meses de constantes sobresaltos y trastornos debido a los trabajos de reemplazo y reparación de las juntas del puente Juan Pablo Duarte. Al menos tres de las 45 juntas de la estructura muestran un considerable deterioro, siendo más evidente en una de ellas, donde parte de la capa de concreto se ha levantado y las barras de metal de la estructura quedan expuestas. En otras juntas se observan pequeñas fisuras producto del paso de los vehículos que utilizan el puente para trasladarse desde el Distrito Nacional hacia el municipio Santo Domingo Este.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) informó mediante un comunicado que ha intimado a la empresa Proyectos Industriales (Pinsa) para que repare «de manera inmediata» las juntas dañadas. Además, ha dispuesto sanciones administrativas al personal que debió prever el deterioro y se reserva el derecho de actuar legalmente en contra de la empresa contratista. El MOPC también solicita estudios para garantizar un trabajo de reparación más duradero y efectivo, y ofrece disculpas públicas a la población por los inconvenientes causados.

Este anuncio se produce un mes después de que el puente fuera cerrado totalmente para corregir problemas en las juntas, siendo la segunda ocasión desde que se realizaron los primeros trabajos y se detectaron fallas a pocos días de haber sido concluidos. La última reparación se llevó a cabo desde la noche del viernes 17 hasta la mañana del lunes 20 de marzo pasado.

Conductores que transitan por la estructura manifiestan preocupación por los nuevos daños en las juntas del puente Duarte y temen que pueda ocurrir algún accidente debido a esta situación. Exigen una solución definitiva al problema y expresan su cansancio por las constantes interrupciones en el paso.

Los primeros trabajos en el puente Juan Pablo Duarte comenzaron el 15 de julio de 2022 con un cierre parcial para cambiar sus juntas, recapear su carpeta asfáltica, colocar asfalto, trabajar en la señalización horizontal y vertical, y realizar mantenimiento de sus barandas. Inicialmente, se proyectó que las labores durarían 60 días, pero se extendieron hasta el 2 de noviembre, 48 días más de lo previsto. El remozamiento del puente, con un costo inicial estimado entre 90 y 100 millones de pesos, se inició debido al avanzado estado de deterioro de la estructura, generando preocupación entre usuarios y autoridades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí