• El mandatario defiende las acciones de su país y cuestiona el enfoque de la ONU en relación a Haití

Santo Domingo.- El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, expresó su desacuerdo con el reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que acusa a los dominicanos de xenofobia, racismo y apatridia. El mandatario invitó a una comisión de la ONU a visitar Haití con una botella de vino y evaluar la situación desde el país vecino.

Abinader respondió a las acusaciones durante su participación en el programa de radio A Diario, destacando la importancia de que la comunidad internacional conozca la realidad antes de emitir juicios. «Es muy fácil criticar a un país, algunos burócratas de las Naciones Unidas, es muy bueno desde un escritorio sin conocer», afirmó el presidente.

El mandatario reiteró que la República Dominicana ha hecho mucho por Haití, incluso más allá de sus posibilidades, y aseguró que su país continuará defendiendo sus fronteras y deportando a los haitianos indocumentados. «Nosotros seguiremos haciendo lo que tenemos que hacer, defendiendo nuestras fronteras y seguir deportando a los haitianos ilegales», agregó Abinader.

Esta declaración surge en medio de tensiones entre ambos países y cuestionamientos sobre la situación de los migrantes haitianos en República Dominicana. A pesar de las críticas, el presidente Abinader mantiene una postura firme en defensa de las acciones de su gobierno y pide a la ONU que evalúe la situación desde una perspectiva más cercana a la realidad de ambos países.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí