• Equipos pesados y brigadas del MOPC se movilizan para garantizar la seguridad y restablecer el tránsito en diversas localidades tras las fuertes lluvias en el Sur de la República Dominicana

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) ha desplegado equipos pesados y brigadas en las zonas del Sur del país que han sido afectadas por las intensas lluvias de los últimos días. El objetivo principal es restablecer el tránsito y proteger las vidas y viviendas de los residentes que han sufrido derrumbes y desbordamientos de ríos y arroyos.

El enfoque principal de los equipos y brigadas del MOPC se encuentra en las provincias de Azua, Neiba e Independencia, así como en otras localidades afectadas por las torrenciales lluvias recientes. Estos equipos están realizando trabajos para normalizar la situación en la zona y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

En el municipio Padre Las Casas de la provincia de Azua, las lluvias han provocado daños significativos, especialmente en el puente y la alcantarilla sobre la cañada El Higüero en el casco urbano. Toneladas de escombros y sedimentos obstaculizan el paso, pero el MOPC y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) están llevando a cabo labores de limpieza y canalización para habilitar el paso lo antes posible.

Según informes de la Defensa Civil, se han contabilizado 332 viviendas inundadas en sectores como Arroyo Higüero, Lima, Buena Vista, Las Monjas, San Miguel, Villa Los Indios y La Almendra, además de instituciones como el hospital Municipal, la Escuela Félix Mota y la Alcaldía de Azua.

En otras áreas de la región, como Las Yayas y Villa Jaragua, los desbordamientos de ríos y arroyos han causado afectaciones similares, interrumpiendo el tránsito y generando inundaciones en calles y comunidades. Sin embargo, gracias a la pronta intervención de las brigadas del MOPC y otras instituciones gubernamentales, se están restableciendo las condiciones y el flujo vehicular.

En la provincia de Bahoruco, municipios como Tamayo y Villa Jaragua también han experimentado deslizamientos de tierra, inundaciones urbanas y cambios en el cauce de ríos, lo que ha generado dificultades en el tránsito y la necesidad de realizar labores de limpieza y restablecimiento del drenaje pluvial.

La provincia de Independencia, en municipios como Jimaní y Boca de Cachón, ha sufrido amplias inundaciones urbanas y problemas en puentes y carreteras debido a la crecida de ríos, arroyos y cañadas. Sin embargo, gracias a los esfuerzos conjuntos del MOPC y la participación activa de la comunidad, se está trabajando para volver a la normalidad y evaluar los daños causados.

El MOPC informa que continúa monitoreando la situación y brindando asistencia en todas las áreas afectadas por las lluvias, con el objetivo de garantizar la seguridad y el bienestar de la población.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí